Noticias Seguridad Pública

ACONSEJAN A ESTUDIANTES DE CONALEP II EVITAR EXPONER SU VIDA

Madres del Colectivo Rastreadoras por la Paz de Sinaloa narran la forma en que buscan a sus hijos desaparecidos.

Los Mochis, Sinaloa. A 5 de junio de 2019.- Madres integrantes del Colectivo de Rastreadoras por la Paz de Sinaloa, el titular de Programas Preventivos de Seguridad Pública y el Instituto Municipal de la Juventud, tomaron parte en el Foro de Experiencias de Vida que  se llevó a cabo este día ante estudiantes y padres de familia en el plantel Conalep II, ubicado en fraccionamiento Las Canteras.

La finalidad del evento, es que los jóvenes escuchen y aprendan de las experiencias de las personas que integran el organismo, quienes enfrentan la pérdida de un hijo o familiar en diferentes circunstancias, a manos de la delincuencia.

Claudia Rosario Rosas Pacheco, María de los Ángeles Rivera y Elizabeth Sandoval, narraron, con lágrimas en sus ojos, la odisea vivida desde que se enteraron de la desaparición de sus hijos y a quienes aún no encuentran, no obstante que día a día buscan sus cuerpos en los sitios que escarban y que a través de llamadas telefónicas o las redes sociales, les dan pistas.

“Estamos aquí para ayudarlos, como jóvenes y a prevenirlos sobre lo que estamos viviendo como padres. A algunos de nuestros hijos les dio por andar mal. Sobrepasaron la autoridad de los padres. Pero ustedes pueden evitar vicios, malas compañías y cuidarse. Para los padres es muy desgastante que no te llamen, no saber de ellos…”

Los estudiantes escucharon atentos los relatos, donde más de uno derramó una lágrima y, a otros más, les quedó atorada en la garganta. Sobre todo cuando las madres describían, en forma desgarradora, la forma en que los perdieron.

Por su parte, Juan de Dios Quintero Gastélum, titular de Programas Preventivos en Ahome, narró la experiencia vivida con la muerte de su hermano de 33 años. Dijo, que era un profesionista, sin vicios, dedicado al trabajo y que sólo por salir una noche a cenar unos tacos cerca de casa, fue asesinado a balazos. “Sin deberla ni temerla”.

Recomendó a los jóvenes a “que aprovechen el esfuerzo de sus padres. Deben agradecerles por darles estudio, comida, sustento”. Y que no sólo asistan a la escuela por asistir, sino que lo hagan para aprender y preparase para el futuro”.

En la noche existen muchos riesgos, por lo que el joven ignora quién anda bien y quién anda mal; por eso debe estar temprano en su hogar, para no exponerse a ningún riesgo. “Tú decides qué hacer con tu vida, pero no le eches la culpa a los demás”.

Por la tarde, asistieron los padres de familia a escuchar las vivencias de los ponentes y recomendaron estar al pendiente siempre de sus hijos, a darles buenos ejemplos y a buscar ayuda profesional cuando alguno se les quiera desviar por el camino del mal.

“La gente nos juzga, sin saber por el dolor que estamos pasando. Nuestro corazón no tiene descanso. Los seguiremos buscando, hasta que Dios nos lo permita”, finalizaron.

 

Acerca del Autor

Comunicación Social

Comunicación Social